” Pride relates more to our opinion of ourselves, vanity to what we would have others think of us.”

Orgullo_y_Prejuicio_-_Pride_and_prejudice_-_tt0414387_-__fr

Me acerco por primera vez a la literatura decimonónica escrita por mujeres, gracias al club de lectura de la biblioteca de Don Benito, del que desde hoy soy miembro.  Esta semana leeré “Orgullo y prejuicio” de Jane Austen. “Es una traducción bastante ñoña, y la novela, bueno… la novela podría ser la típica novela rosa, escrita para mujeres, sino fuese por la ironía de Jane Austen” me explica a modo de prefacio el coordinador del grupo.

Lo comienzo recostada sobre una tumbona,  los colores de un otoño tímido me rodean y su calided me arropa; la lectura es entretenida, el estilo impecable, los diálogos elocuentes y los personajes atractivos y complejos. En las primeras páginas me topo con esta reflexión, que Austen pone en boca de la hermana inteligente e insegura, Mary: “El orgullo es un defecto muy corriente, según creo. De todas mis lecturas he sacado la conclusión de que, en efecto, es un defecto muy común, muy propio de la naturaleza humana. Pocos somos los que no abrigamos un sentimiento de íntima complacencia atribuyéndonos, con razón o sin ella, alguna clase de superioridad. Una cosa es la vanidad y otra es el orgullo, aunque a veces se emplean esas palabras como sinónimas. Se puede ser orgulloso sin ser vanidoso. El orgullo arranca de la opinión que tenemos de nosotros mismos; la vanidad mira hacia la opinión que quisiéramos que tuviesen de nosotros los demás.”

He encontrado en Internet la cita en su idioma original y me ha gustado más su ritmo narrativo:  “Pride is a very common failing, I believe. By all that I have ever read, I am convinced that it is very common indeed; that human nature is particularly prone to it, and that there are very few of us who do not cherish a feeling of self-complacency on the score of some quality or other, real or imaginary. Vanity and pride are different things, though the words are often used synonimously. A person may be proud without being vain. Pride relates more to our opinion of ourselves, vanity to what we would have others think of us.”

Jane Austen me hace recordar  a la primera referencia que obtuve sobre su excelencia como narradora: el ensayo “Una habitación propia” de Virginia Wolf. Las cuatro paredes de Wolf son una metáfora de la independencia económica, e incluso física que una mujer requiere para ejercer un oficio intelectual, como la escritura, la ausencia de habitaciones propias justificaría décadas de silencio femenino.

(La fotografía es un fotograma de la película “Orgullo y prejuicio” de 2005, protagonizada por Keira Knightley, en primer plano)

Anuncios

2 pensamientos en “” Pride relates more to our opinion of ourselves, vanity to what we would have others think of us.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s