Poema sin atino

Andaman

Cuando miro a la mar veo tus ojos y a mi misma enjaulada en tu pupila azul. “Qué es poesía, ¿me preguntas?” Aunque tú eres un poema de Julio Cortázar, desconocido, complejo, sincero, dual, bello y áspero. Deseo acariciarte como las olas acarician los guijarros, violentamente, y los erosionan en cantos redondos y suaves. El tiempo inexorable ha destruido todo a nuestro alrededor, y estamos solos, en un colchón, desnudos. La mente blanca descansa sobre las sábanas blancas. Y creo que te quiero, “cómo no haber amado sus grandes ojos fijos”. Pero una ola gigante se aproxima, quedan pocos segundos y tengo que decidir: entre tu vida y mi muerte. Corro y ya estoy a salvo. Ya no hay tsunami, ni culpabilidad por los caídos, ni sentimientos. Soy el guijarro que la mar mece de un lado a otro.

 

Escrito en Havelok, el 19 de mayo de 2014.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s